lunes, 21 de diciembre de 2015

Huracan

Una precuela, o avance de lo que puede ser mi siguiente trabajo, después de mi proyecto de versiones con el que lleva ya varios años.
Dedicada a mi princesa Rocio, a la que quiero con locura.

http://www.hispasonic.com/index.php?controller=track&action=play&track_id=109910

lunes, 26 de octubre de 2015

Nota

Se que tengo el blog algo olvidado, pero cuando la rabia se va, y comienzas a ser feliz otra vez, esta herramienta de desahogo pierde un poco su sentido.
Ahora que vuelvo a sonreír, gracias a mi princesa, me he volcado otra vez en la vida y en la música.
Pronto tendré material nuevo y podré contaros algunos proyectos que estoy pergeñando.
Por cierto, ayer fu a ver The Martian, de Ridley Scott al cine y hay que ver la manía que tiene este hombre por sacar cosas del estomago de los astronautas por dios!!!

viernes, 2 de enero de 2015

(Crónicas Marcianas) Vértigo

Cuando Marcia siente vértigo, es que algo interesante está a punto de pasar.
Normalmente la mochila de las costumbres, los hábitos mal ad quiridos o la falta de auto estima, me empujan a la inacción. Pero dejo que Marcia se haga con el control. Dejo que las vísceras piensen por mi y aparezca otra vez el genio multifacetado, el diablo de las mil y una caras, para hablar con pasión de lo que mas le gusta, para recordarme que la vida no solo se vive, sino que también se muerde, se mastica y, si se tercia, se escupe otra vez para ver como queda.
Así que, ¿para que negarle el capricho? 
Y en esas he estado estos días, retorciéndome entre sabanas gastadas y carne dura, mientras que Marcia se entretenía buscando la frescura de lo desconocido, la suave piel del deseo libidinoso y procaz, de la seducción inmisericorde de mas hembras, distintas, salvajes y prohibidas, para dejarme otra vez sin aliento y al borde de otro precipicio al que caer, en el que me tiro sin remedio y con ansia. 
Tantas cicatrices que duelen aun al apretarlas, pero sin heridas que piquen al sudar, con la polla aun dolorida, el sabor a coño en la boca y sin querer resistirme a besar tantos labios como mis huesos me proporcionen, a follarme a todas las putas diosas que se me ofrezcan. No hay dolor, no hay redención, no hay remordimiento ni frío, solo yo, solo Marcia. Ya no necesito volver a ser Dios, que se jodan todos.  Ahora soy un hombre, ¿te acuerdas de mi?

domingo, 21 de diciembre de 2014

(Crónicas Marcianas)Hecho Prostatico

Puedo pensar en cualquier parte. Pero mejor si no lo hago mientra estoy follando. Ocurre siempre cuando estoy a la faena, que comienzo a divagar y la picha se me queda como inerte. No es que me quede sin erección, es que se queda como catatónica, incapaz de eyacular, aunque apta para largas horas de sexo interrumpido solo para cargar pilas o reponer líquidos, como el ciclista de fondo en el que me transforma el acto amatorio intrascendente.
Este hecho púbico, o mas bien prostático que, a priori, podría parecer una ventaja para un coleccionista ocasional de polvos imverosimiles, se convierte en lo contrario para el amante, debido a la fea costumbre que van adquiriendo algunas mujeres, de sentirse satisfechas en el orgasmo masculino, tanto como en el suyo propio, aunque sea múltiple, variado y repetido. Lo que yo llamo la entrega total de sólidos y líquidos.
El estrés puede ser mayúsculo y bastante coaccionador. Da igual que giman o griten, se muevan o me digan procacidades, cuando pienso en correrme por fin, le da la epilepsia al nabo y oye, que no hay manera.
Dice Piter que es que soy un vicioso, y #javapedia, que un poeta, Ángel siempre pensó, al igual que yo, que soy Marciano, cuando no, que soy maricón.
El caso es que el acto eyaculatorio sublime y  relajador, se transforma en un estertoreo exceso de manualidades, caricias ovogenitales y sudor, digno de la mas vulgar de las películas eróticas italianas de los setenta

jueves, 18 de diciembre de 2014

A mi Princesa.


Cuando mi Princesa despierta, yo ya llevo años mirándola. Es tan dulce dormida, como intensa follando. No recuerdo haber mirado así a nadie, no recuerdo haber deseado así antes.

Mi princesa es lista como un pájaro que escapa al tráfico, rápida y alegre. Tiene grandes sueños y muchas ganas de vivir otra vez, y yo la ayudo a dormir, y que esos sueños duren, mientras cada mañana la despierto con mi mano en su entrepierna, para que sepa que sigue viva, y que nada va a ser ya como antes.

Mi Princesa recuerda cada instante, cada palabra y muchos gestos, que yo me encargo de que sean hermosos, aunque me cuesten unas terribles agujetas y calambres. Me gusta que recuerde, por que últimamente me olvido de escribir.

Mi Princesa me hace el amor sin prisas. Se relaja y disfruta de mis manos, de mi lengua y de mi poya, y no me deja pensar en nada que no sea lo hermoso que es gozar de sus labios, de sus caricias y de su coño, mientras yo empapo de sudor sus sabanas, su piel y sus toallas.

Mi Princesa me habla con paciencia, con ternura y comprensión, y no se da cuenta de a un angel como ella, le sobran las palabras para consolarme. Y yo la colmo de besos dulces que me salen del alma, un alma que ella sabe coser tan bien, que me acaban doliendo los brazos y temblando las piernas, mientras le cuento dormido cuanto la quiero.

Mi Princesa siempre sonríe al mirame, y a mi me incendia con su risa, pero se enfada y hace mohines si la hago reír mientras nos cabalgamos, pero es que me gusta tanto su alegría, que quisiera que a veces se corriera a carcajadas, en vez de con gemidos, aunque solo a veces.

Mi Princesa me ama y nunca sabré bien por que, pero yo creo que su amor entiende de miradas, de sueños, de sudor, de palabras, de risas, de poyas y coños, de agujetas y de besos, aun que yo, ignorante y malvado, solo entiendo de mirarla.


martes, 11 de marzo de 2014

(Cronicas Marcianas) Recuperar a Marcia

Cuando se tienen ganas lo mejor es dejarse de ostias y tirar pa'lante con lo que sea.
Aún así, me cuesta dejar la mochila de los años y la falsa conciencia, la pose que me auto impuse, el rol que me marqué y del que ya queda tan poco.
Recuperar a Marcia es mas difícil de lo que creía. A veces asoma, inmisericorde, alegre y talentoso. Otras, las más, se esconde, agazapado como un gato callejero, con los ojos brillantes, ahíto de basura y esperando, al calor del motor de cualquier coche. 
Así me encontraba el Sábado de carnaval. Con las defensas bajadas y sin esperar ninguna posibilidad de trascender.
Las aventuras comienzan cuando uno decide irse a dormir y se equivoca de camino, consciente o inconscientemente. Siempre ayuda tener cerca a alguien que brille, alguien al que le importes poco mas que la mierda que caga, colegas los llamo. Pero toda mierda tiene su mosca.
Aun no he descubierto todos los secretos de la noche, pero algunos se revelan sin tapujos, sin clemencia, y casi siempre, me pillan desprevenido.
Entonces Marcia bufa, se eriza y saca las uñas, salta de su escondite y de un salto pone a funcionar mi mente desdibujada y reprimida. 
Es cuando todo a mi alrededor se convierte en luces de colores y música. Los fantasmas de la noche me revelan su identidad, y los veo transparentes en sus poses inverosímiles y poco audaces. Muchachos asustados que se esconden detrás de chupitos y barbas demasiado cuidadas y chicas modernas insatisfechas y muy pagadas de si mismas.
A Marcia le gusta ser un verso suelto, bailar sevillanas cuando suena Frank Ferdinand, y tocarle el culo al mas macho y guapo, cuando no la polla y jugar a ser eterno, aunque no tenga demasiado sentido, antes muerto que predecible. Así que  cuando la hembra enseña sus armas, me desarmo y finjo ser un niño perdido, para luego follar sin piedad ni satisfacción, como en un viaje astral, ver sin ser visto, Marcia usa mi cuerpo como herramienta de una pasión que no siente, pero que adelgaza, que suda y tiembla. Que convence.
-Dame tu teléfono y volverás a ser una diosa en mi cama. Yo te follaré y Marcia me dirá que hacer contigo...
La próxima vez quizás seas tu la que vuelva a casa en autobús.


PD:¿Alguien les dirá alguna vez a estas niñas que se fotografían con el móvil así, que están mas sexys y guapas, porque es como las vemos cuando nos la están chupando?

sábado, 15 de febrero de 2014

(Crónicas Marcianas) FarWest Huertano

A veces, cuando los planes se tuercen, es cuando todo pasa de estar bien, a ser genial. 
Juntar al camarero, al músico y al crupier, en un mismo espacio, objetivo y deseo, es una idea perfecta en si misma, pero hacerlo un jueves, con la noche llena de universitarios y las cabinas de los garitos ocupadas por los mas locos y eclécticos dj's del panorama huertano, entonces es un cóctel de wenster y modernidad, explosivo y electrizante.









La buena música nos hace beber mejor, a la buena conversación  se une la sensación de euforia y las miradas a las bailarinas de can-can alternativas. Entre ellas destaca Electra, una diosa rubia de metro ochenta y tantos, con uñas, ropa y mirada de colorines,  escoltada por un séquito de muchachas góticas, pistoleras de gatillo fácil, pircing y calculada agresividad (siempre proporcional a las cualidades de los osados vaqueros)
Bizart, Revólver, Capricho... La peregrinación habitual,  la procesión ritual de los magníficos en busca de aventura y diversión.

Entre tanto,  el músico andaba a la gresca con las góticas, y el camarero disfrutaba de ser el único a la altura de la diosa, nada que un par de tapones no pueda arreglar. 
En esta parada de monstruos y vampiros, las bailarinas no se decidían a ser putas, el crupier retiró sus cartas, el músico prefería olvidar la canción, y al barman le tocaba abrir el saloon, mientras acababa la noche entre risas, cascaruja e infusiones.

En la calle, ya avanzada la mañana, las gafas de sol no terminaban de tapar los restos de noche que se adherían a la vestimenta nocturna y al exceso de maquillaje.

Caídos los disfraces, bien arriba ya el día.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Furor prostático

Cuando falta la chispa , no se enciende el fuego, eso esta claro, pero ¿despedirse así, diciéndome que no tienes chispa conmigo?

Ella es lo que ahora llaman maduritas. Con los cuarenta vencidos hace varios años, algunas mujeres florecen en manos de peluqueras avezadas y videoblogs de maquillaje y estética. Una segunda juventud aparente, que se mezcla con una especie de adolescencia premenopausica, pero con la experiencia y la sesinibición de tener cumplida casi media vida y, probablemente, algunos desengaños.
Nos habíamos visto con anterioridad solo dos veces, clienta de uno de tantos sitios de los que detalla mi curriculo.

Ella, alegre y audaz, pero también dolida y muy desengañada de su segundo matrimonio. Yo en mitad de un divorcio rápido y decidido. El wasap se había encargado de los primeros malentendidos, que yo achacaba a mi torpeza chateando. Por eso quería quedar y hablar cara a cara, para que no existieran dudas, y no estropear una buena amistad en ciernes.
La primera intentona de quedar, me costo dos semanas de no chatear con ella, desapareció con alguna excusa. 

La segunda vez apareció con un nuevo corte de pelo, tinte, vestido ceñido y tacones... Llévame a donde quieras!!! Vivamos una aventura!!! Y puso en mis manos las llaves de su coche.
Y fue una aventura... Una aventura patética...
Aparecimos en un lugar perdido en de la mano de dios, que resulto ser un vergel exótico, después de pasar por sitios cerrados e incluso uno que resultó ser un puticlub. Nos reímos mucho, mientras un bellezón latino nos trataba de explicar que una copa allí, podía incluir lap dance, striptis y espectáculos lésbicos...

Pero tomando unos deliciosos tes con dulces árabes, fuimos jugando al juego. Ella estaba coqueta y risueña, yo con el freno de mano, utilizando el muro de la sinceridad como evasiva. No queria caer en el primer envite," yo soy un caballero" llegé a decir. Y claro, oler aquel perfume, sentir el calor de esa piel y escuchar esa risa queda y cálida, evitar toda esa tentación fue difícil, pero sincero.

Yo quería un día distinto, quizás una buena amiga y quizá, también, algo de pasión y sexo. Pero no prendió la chispa.

Creo que he perdido a una amiga por no intentar follarmela. ¡Como cambia el mundo Señor!

lunes, 4 de noviembre de 2013

Las cosas pasan por algo


Siempre he sabido que las personas valen más de lo que damos por ellas. Por eso la gente que espera, es gente insatisfecha, infeliz. Aquellos que esperan el reconocimiento, la aceptación , el amor, la felicidad... acaban irremisiblemente frustrados. A no ser que empiecen por reconocer a los demás, aceptarlos, amarlos e intentar hacerlos felices.
Todos hemos conocido a personas así, siempre insatisfechas, siempre frustradas y muchas veces agresivas emocionalmente.
Tengo que decir que he tenido mucha suerte por tener a alguien así a mi lado tantos años. ¿Qué por qué suerte?
¿Has
visto la sonrisa siempre en mi cara?¿has visto la dulzura de mis palabras?¿me has oído alguna vez juzgar a alguien?¿me has visto odiar?

Hoy me he emocionado profundamente en varias ocasiones. La mas importante ha sido escuchar a mi Baby hablar con su retoño, del cual no supe nada hasta ayer. La dulzura y paciencia que he descubierto en ella, después de tantos años, me ha sorprendido, por que no la esperaba.

Tampoco esperaba que se acordase tan bien de mi, casi mejor que yo mismo. http://neskitanena.blogspot.com.es/2010/08/las-cosas-de-marcia.html?zx=4d92a0eaa9bc649e

Mi niña ya no es mi niña, pero no me entristece. Ahora se que tengo una gran aventura por delante, una aventura que me apetece, que me ilusiona y constituye otro de esos retos emocionales a los que ya no estaba acostumbrado. Mi niña ya es mujer (hace tiempo claro) y también es madre, ahora tengo que aprender a ser de nuevo su amigo.

miércoles, 23 de octubre de 2013

Última carta de amor y miseria... (escrita antes de salir de mi casa por última vez)

Yo me quedo alucinando contigo, es que casi ni te reconozco. Te voy a hablar con sinceridad, cosa que hace tiempo que no hago por no se que cuestión de respeto, convivencia o yo que se.
Lo primero es que no se quién te come a ti la cabeza, o a quien se la comes tu, pero espero que es@s amigo@s que tienes, que tanto te quieren, o eso al menos crees tú, (yo también te quiero y mira como me he portado contigo) algún día te enseñen como es la realidad, por que la retuerces tanto a tu conveniencia, que tienes hasta los valores distorsionados. Vamos, que estás tan equivocada en algunas cosas, que da miedo, porque hasta te lo crees.
Vamos por partes porque te mereces un esfuerzo en la respuesta a todo esto, tanto como el que tu has hecho, pero desde ya te digo que no pensaba ni contestarte, porque los dos mensajes que me has mandado son muy flipantes y carentes de toda lógica.
Lo primero es que me los mandas cuando sabes que estoy trabajando y en medio de un partido... bueno, no se que pretendías con ello, pero vamos, me parece increíble que luego encima me llames en la hora más fuerte para pedirme explicaciones... y me hablas de respeto...pues primero respetarme a mi y mi trabajo, por que de el sale la pensión que he de pasar a mi hijo y todo lo demás. Pero claro, ¿cuando has respetado tu mis trabajos? Nunca, y si no recueda las broncas por mis horarios y las llamadas intempestivas y tu falta de confianza...
Con respecto a lo de tu hermano, ni que decir tiene que no le dije absolutamente nada de lo que ahí pones, no se lo he dicho yo, es mas, me suena a la perorata que ya tubiste en la playa con el en Julio... pero claro, lo primero es pensar que yo le he dicho esas cosas... ¡Yo eso no se lo he dicho a nadie, porque ni siquiera lo pienso! Pero por los actos te conocerán...
Me dices que estás harta y que no te mereces esto, quizá no, pero es lo que te has buscando. Tu dices que te has portado genial conmigo, pero lo que no te das cuenta es de que es al revés. Reconozco lo de los ataques y reproches, ya te he explicado en persona que yo te quiero aún, que  tu me has dejado a mi, cosa que yo no habría hecho, me permites quedarme en casa por el niño y por caridad "porque con lo que te queda no puedes vivir dignamente" me dijiste... ¿Te parece digno que yo este de casa al trabajo todo estos meses, con presiones para que no llegue tarde, con mensajes de que hay que comprar yogures, llevando a tu hermano al centro.. en resumen, lo mismo que cuando estábamos juntos, mismas responsabilidades y hasta hacer de comer para la niñera que se queda con mi hijo... ¿y tu donde estas? Hasta donde yo sé, tu estabas de baja y no trabajas. Si piensas que eso es digno eres una hipócrita. ¿Donde esta la Marga que se llena la boca hablando de que lo mas importante es su hijo? Claro, importante para que yo esté aquí y tu puedas rehacer tu vida con la tranquilidad, de que tu hijo está con su padre, pero, ¿nadie te dice que lo que le pagas a la niñera, se lo estás quitando a el? y no hablo de dinero solo, hablo de las noches que se a ido a la cama sin su madre al lado sabiendo que está de fiesta, mientras que cuando estás con el, le estas diciendo y pidiéndole que no te de la paliza por que estás enferma...
Yo te dije que si las cosas las seguíamos igual, que yo me quedaba en casa para ayudarte y por el niño, no por el dinero, ni la casa, por ti y por el niño, y lo he cumplido hasta el último día, y si me fui a Madrid, que no estaba planeado, fue por que desde que volviste de la playa, hasta que me fui de vacaciones, solo viniste una tarde a casa, un lunes, para estar con tu hijo, y estabas dormida en el sofá cuando llamé yo, para ver como estaba... Es más, ni siquiera estabas cuando volví de la playa el lunes con él, después de una semana sin verle.
Puedo seguir con fechas y detalles, pero ha sido todo el verano y septiembre igual. Entonces ¿donde esta el trato genial?  No me has tratado, me has usado, como siempre, y encima intentas que me sienta yo culpable por sentirme humillado, utilizado, engañado...¿y me dices que soy importante para ti? claro, mano de obra insustituible. Pero es que si tu hubieses llevado las cosas por las malas, como podías haber hecho sin duda ¿hubises pasado el verano que has pasado? ¡Incluso me he quedado en septiembre, que no pensaba hacerlo, para que tu pudieses pasar tus “vacaciones”!,  un mes en el que no has pasado en casa ni tres días seguidos si no fuese por los médicos...
De lo de vivir de tu herencia ni hablo, por que tus propias palabras te delatan, Bueno, sí, ¿donde está la parte de tu hermano?¿también la he gastado yo?¿Y los millones de la venta de pizzería?¿Eras tu la que se tiraba doce horas trabajando en el horno?. Hace muchos años me dijiste que el dinero lo manejabas tu, y que hacías con el lo que querías por que era tuyo. Yo he intentado que no te falte de nada, pero te casaste con un militarzucho que no ganaba ni cien mil pesetas, y nunca he sido más que eso.
Me hablas del coche y de tu bienestar como si yo te estuviese quitando algo, como que no hubiese estado haciendo lo mismo que hacia antes de que me dejaras...ya te digo, tus palabras te delatan.
Me dijiste que los gastos del divorcio los pagabas tu, que lo tenias hablado con Julia, fueron tus palabras y yo he aceptado un mutuo acuerdo que me deja viviendo de la caridad de mi familia, hipotecado hasta las cejas para toda la vida, para no hacer un gasto extra que perjudicaría sobre todo al crío. Me consta que sabes lo que hemos firmado y de que había otras formas más perjudiciales para ti y la casa.
No dudo de que hayas pensado siempre en mi bien, pero siento decirte que no lo has conseguido. Mi único bien y lo único que yo esperaba de mi esposa era que me amara, nunca he necesitado nada más, y tu has puesto mil barreras entre nosotros,. Hablas de mi escala de valores, pero no analizas nunca la tuya. Yo me equivoqué sin duda, defendiendo lo indefendible, pero tu te has llevado años despreciándome como hombre, como padre y como marido. El problema es que "nunca te has dado cuenta de ello". En los últimos diez años hemos hecho el amor unas diez veces, desde que nació el niño menos de veinte y tirando por lo alto, por que en los últimos cuatro años, nada de nada...¿y me hablas de escala de valores?¿me hablas de respeto, amor, de que luchaste por nosotros mucho tiempo?¿eso lo tienes en cuenta cuando les cuentas a tus amigos la mala vida que te he dado, lo infeliz que eras con el padre de tu hijo, como tu me llamas? Tu me dejaste de amar hace años, muchos años. Podríamos haber pasado tiempo solos, como aveces me reprochas, pero te recuerdo que tantas escusas ponía yo, como tú, además de que nunca he entendido por que esa manía de querer ir siempre a todos sitios sin nuestro hijo...
Y en el segundo mensaje me dices que tienes la conciencia tranquila, me parece bien y me asusta al mismo tiempo. Piensa que yo también la tengo, porque yo si he seguido aquí como antes. Me refiero en la casa, con el niño, con tu hermano y contigo si hubieses estado. He trabajado, he aportado todo lo que ganaba y lo que he gastado a sido del bote del trabajo o invitado. He procurado no hacer nada que pudiese hacer daño al niño ni a la estabilidad de la casa. He cocinado, lavado, comprado, limpiado, llevado y traído, igual que siempre, y cuando he salido es por que estabas tú en casa con nuestro hijo, no lo he dejado con nadie, ni con mi familia, para irme a ningún sitio, solo si estaba con su madre aprovechaba para ir a tomarme una cerveza. Y no me puedes salir ni con los cuatro días de Madrid, te recuerdo que estando casados, tu te has ido a Ibiza varias veces y hasta me parecía bien. (En realidad no, porque nunca te has tomado tanto esfuerzo para estar conmigo, estando enferma como cuando te ibas a de viaje, con tus mareos vómitos y todo... yo te pedía menos, mucho menos).
La película esa de que yo como con tías y no se qué, me parece muy fuerte... no se quien te ha contado la milonga, pero tu sabrás. Como tu dices, no me das, ni me pides explicaciones. La diferencia es que tu me reprochas un día que estuve fuera y me afeas que yo te diga, que te has pasado el verano de tu vida a mi costa y empezando otra relación. Yo no te digo, ni te he dicho nunca que no hagas lo que haces, de hecho, sigo aquí hasta ahora, pero no me puedes pedir que esté de acuerdo, ni que me parezca bien. Yo no te voy a juzgar, no voy a poner en una balanza lo que tu haces y lo que yo hago, no es importante ni necesario, pero respeta que me pueda sentir herido por ciertas cosas, aunque tu no las hagas para herirme. Pero claro, pedirte respeto y que me comprendas está fuera de lugar ya, como tu dices, ya es tarde.
Dices que como la decisión la tomaste tú, ese es el problema. No puedes estar más equivocada. Yo nunca te hubiese dejado, es cierto, al menos en la situación en la que yo creía que estabas, enferma y sola. Que nuestra vida fuese un infierno y que no eramos felices es cierto, pero que te amo y te amaré siempre no lo es menos. Yo sabía que teníamos que separarnos para ser felices, porque tu ya no estabas dispuesta a darme lo que yo necesitaba desde hacia años, y yo no tenia mas fuerzas para tratar de ser ese marido perfecto, que te tuviese en un pedestal de mármol del que resbalaran todas las demás cuestiones. Pero es que muchas de esas “prioridades” que dices que ponía por delante de ti, me daban la fuerza necesaria par volver a casa cada día y enfrentarme a una realidad evidente, que tu ya no me querías. Yo me refugiaba en la música, en el trabajo y hasta, fíjate, en mi familia, porque el panorama al llegar a casa era desolador...Una mujer preciosa, que siempre esta enferma o tiene muchos problemas y cosas de las que preocuparse, una esposa por la que he dado todo lo que soy (no quiero recordarte a todo lo que he renunciado por ti, por que lo hice con todo mi amor) y que no es capaz de darme un beso de amor por que le doy hasta asco, de la que recibo continuos reproches y ni una sola palabra de cariño, ni de agradecimiento y ni hablemos del sexo, que en vez de ser el núcleo de unión entre la pareja, se convierte en arma de represión y venganza o castigo yo que sé... y no quiero ahondar mas en detalles por que yo también tengo mi parte de culpa, sin duda. Nunca he sido cariñoso, ya lo se, pero no soportaba acercarme a ti sabiendo que me ibas a rechazar, me sentí utilizado y maltratado psicológicamente muchas veces, y aun así, nunca te hubiese dejado. Yo te elegí a ti y lo dejé todo, y he procurado expiar las culpas de todo lo que había hecho mal cuando nos conocimos. Se que eso me lo perdonaste, pero después has sido incapaz de perdonar nada de lo que ha pasado, ni tan siquiera cosas que hice en momentos en los que yo también estaba enfermo, enfermedad que nunca he superado del todo y que aun me tiene enganchado a pastillas por forzar una recuperación que nunca se produjo del todo.
Dices que lo de atrás no importa y que tu has tragado mucho, pero de esos polvos vienen estos lodos, que lo sepas. Has tragado mucho, pero me gustaría saber si alguna vez te has puesto en mi lugar de verdad, se que me dices que sí, y se que crees que si, pero lo haces creyendo que yo soy como tu, y no es así, yo soy mas sencillo. Te pones en mi sitio y piensas como te sentirías tú en mi lugar, no como me siento yo... ese ha sido el problema de antes y de ahora, pensar que lo que tu querías para mi era lo que yo quería también, y nunca ha sido así. Yo soy muy básico y tu muy complicada, te lo dije muchas veces, incluso ahora estoy mas de dos horas tratando de explicar lo que nunca has querido ver.
Me dices que mis reacciones llegan tarde... ojalá hubieses gastado un cinco por ciento del esfuerzo que estas invirtiendo en tu nueva vida, en arreglar de verdad la que tenias antes... no te equivoques otra vez, yo no llego tarde, reacciono a lo que esta pasando ahora, no a lo de atrás. Si llevo cuernos o no es cosa tuya, a mi nunca me ha importado demasiado. Tu has tenido tus escapadas y yo me masturbaba mirando fotos tuyas y recordando aquellas noches furtivas y apresuradas. Pero no puedo dejar de sentirme mal cuando veo la lencería que usas con alguien con el que estás semanas, después de estar mas de tres años respetándote y sin reprocharte nada. Eso me da que pensar.
Se que me has querido mucho, a tu manera me lo has demostrado. Pero el amor solo tampoco era suficiente para mi. Una mujer necesita otras cosas, no solo amor para acostarse con su marido, me llegaste a decir aquel día... Ahora entiendo por qué lo decías... nunca has sido de las que se acuestan con los empleados.
Considero todo esto terminado, conversación acabada, aunque haya cosas que no te haya dicho, no creo que ya sea el momento ni la situación. La vida da muchas vueltas, me dijiste también un día, pero no gira solo en torno a ti. El Martes salgo de tu vida y quiero hacerlo totalmente, sin mas historias.
La relación que tenga con mi hijo será cosa mía y de él y trataré de hacerlo feliz en la medida de lo posible, y trataré de que no le falte de nada, como hasta ahora. Si eso no te vale, será cosa tuya.
Un beso y hasta siempre.

miércoles, 2 de octubre de 2013

Bonito


Es bonito tener a alguien que te haga reir, que te haga sentir de nuevo una princesa, que te haga el amor... Pero lo seguirá siendo cuando tenga que lavar los calzoncillos de tu hermano, los salvaslip del filtro de la lavadora, los gritos constantes, las meadas del perro y apartar las plumas del loro en el plato de comida.

Es emocionante ir de vacaciones una semana y evadirse de todo, de los ceniceros sucios, de los wateres atrancados, del olor a tabaco en las cortinas, de hacer la comida y la cena, de la compra y las manchas del suelo...

No me echarás de menos por lo que me querías, sino por lo que to te quería a ti.


jueves, 19 de septiembre de 2013

Del amor y otras engañifas de la tele.



Ya hace tiempo que descubrí por que a las relaciones extramatrimoniales se las llama amantes o querid@s, y eso tiene que ver con los matrimonios de conveniencia o pactados, en los que el amor tenía poca cabida a priori. El asunto es que, aun hoy, se siguen utilizando los mismos terminos o incluso otros aun mas romanticos, como el de aventura.

El divorcio o la separación se suelen producir por la aparición de teerceras personas en las relaciones, en la inmensa mayoria de los caso, con lo cual, lo que hacemos es sustituir una relación por otra, igual que cuando dejamos a mama por la espos@

Pero a mi esto me lleva a pensar en que las personas tienen una insana necesidad de "no soledad" que las hace dependientes emocionalmente al noventa y nueve porciento, al menos de las que me rodean.

Es cuando no hay amor, pero tampoco terceras personas, cuando se ve mas claramente. Esas parejas o matrimonios que se pasan años y años juntos, criando hijos y compartiendo proyectos vitales como hipotecas, empresas, etc... y no tienen nada en común. El sale todos los viernes a jugar al dominó y élla ansía el cafe con las amigas o la tarde de compras con sus hermanas, el lleva solo a los niños al futbol o al monte, mientras ella mantiene la costumbre de pasar ese rato con algun familiar, o en casa "planchando".

Por eso triunfan los viajes en grupo del inserso, y los cruceros y viajes así, son una excusa perfecta para ir de viaje "solos" y hacer cosas juntos, pero rodeados de gente y también por eso las vacaciones son la mayor causa de divorcio y desencuentros en la cabeza. Salir y comparar lo que tienes con lo que crees que tienen los demas es practica común y lleva, normalmente, a apreciaciones erroneas.

Desear lo que no se tiene es lo mas normal, analizar el porqué tenemos lo que tenemos, ya no tanto.

lunes, 16 de septiembre de 2013

Entre dos canciones y ninguna mirada.

Shout, de Tears for fears, himno contrastado, sonando en el aleatorio de la Sala Revolver, recordándome que no soy tan joven como pretendo, mientras persigo ninfas en jardines prohibidos.


Nunca podré dejar de ser un puto soñador, pero es porque ella está aquí. No es un sueño onanístico.


Resisto bien las tentaciones gracias a mi absurda timidez ¡como si tuviera algo que perder! El problema de la autoestima variable, es la dependencia de las drogas blandas para conseguir espolear al alma, a un estadio superior de inconsciencia creativa. 
Socializar es fácil, arrastrarme también, lo difícil es el equilibrio entre lo atractivo y lo desesperado, entre la inspiración locuaz y la verborrea tópica.
 Ahora necesito otra vez esa canción que me incendie, que haga ilusionantes las sonrisas que ahora parecen condescendientes, o quizás otra cerveza, o quizá ambas.


Zombi, de Cramberris para tu indiferencia a mi lisergia autoinflingida.



miércoles, 11 de septiembre de 2013

Disimulando en la Revolver

Los Cero lo decían ya en una canción,
" Este es nuestro tiempo
Un pasado indefinido
presiento un futuro...
imperfecto" o algo así. 

Para mi es algo recurrente y dice mucho de mi madurez, el hecho de agarrarme unas rabietas que me llevan de la postración, a la euforia desatada, en a penas tres o cuatro instantes, para acabar resignado a mi soledad, con un quinto en la mano, en cualquier bar donde pongan música aceptable.
Y algunas veces pierde uno el oremus solo mirando por la ventana. En este caso, la ventana es la barra de un bar. Un bar en el que cuatro ninfas y una bruja se reparten la atención de los maltrechos espíritus de las tres de la madrugada.
Como una víctima que soy de un tsunami emocional, me agarro a la cerveza como a una mascara veneciana maltrecha e inútil, detrás siempre estoy yo.
Lo bueno del carnaval es conseguir interpretar el personaje, entrar de lleno en el enigma del yo, o del otro yo, o del tú reflejado...si, este último me gusta mas.
El yo reflejado es un espejismo manipulable por uno mismo, un cuadro que podemos inventar sobre la marcha, o bien tener preparado y ensayado de antemano. Es tan útil como el atractivo, la simpatía, el carisma o la inteligencia. Y es tan  peligroso como invisible.
 Y en éstas aparece Ela, con ese vestido azul, y con él traspasa una realidad que creía impermutable: la de la modernidad.
 Ese vestido azul la convierte en tangible, femenina y mucho más que atractiva o deseable. Con este vestido me enseña a una persona completa, una personalidad tan importante que me asusta. Y ya solo puedo pensar en escuchar una voz que la música siempre amortigua, tener esa conversación en la que pueda hacerla sonreír, en la que pueda embelesarme, tratar de identificar el color de sus labios, y de sus ojos y de su piel. Descifrar las miradas que hay detrás de cada chupito de absenta que comparte con quien ella elige, reconocer las sonrisas entre el humo que la cerveza pone siempre en mis ojos, entender que solo las palabras pueden romper un magia que creía perfecta.
No debería hacerlo, lo se, pero tenerla tan cerca, conseguir una de esas sonrisa, una de esas miradas...no puedo evitar, dejar que sus palabras me acaricien...
La música me ha dado la oportunidad de los amigos, la oportunidad de seguir aprendiendo donde están ahora los limites, de donde encontrar los resquicios, donde descubrir las armas de seducción.
Nunca intentes ligar con una camarera, ya debería saberlo.
Pero que aparezca de pronto polichinela, para recordarte un instante que la realidad no solo te rodea, sino que te invade sin piedad, que es la hora de volver a casa, que es la hora de masturbarse solo y dormir.

viernes, 6 de septiembre de 2013

Odio los viajes

Odio los viajes, o ellos me odian a mi. Nunca lo he tenido claro, igual que los regalos. No me siento bien viajando, igual que recibiendo regalos, aunque al final acabe disfrutando del resultado.
El último viaje que realicé fue a Madrid, a casa de Carlos y Helena y me sirvió para congraciarme una miaja con la dinámica de viajar.

Después de la naturalidad absoluta y el cariño con el que nos hospedó mi hermana en casa de Aifon, su actual pareja, el bálsamo que resultaba ver como se puede corregir a un niño sin pasarse el puto día gritando, como puede dar tiempo a todo y acostarse temprano, y que aprecien el esfuerzo que día a día, uno pone en lo que hace, aunque sea el sencillo hecho de cocinar, el viaje a Madrid no se me antojaba ya una aventura tan alocada.

Viajar con desconocidos fue un aliciente en vez de una locura. Conversación sin pretensiones, largos momentos de silencio introspectivo y un poco de dolor de espalda no fueron para tanto. Al llegar a la capital, todo me resultaba familiar, de hecho, lo mas extraño fue ver a Helena con la camiseta de Proyecto Kraken y sin Carlos a su lado. Conversación cuasi monologo en el Van Gogh, más monologo en el autobús y el abrazo con Carlos en su ático después de algunos años. Los dos estamos más viejos, insultantemente maduros.



Tratamos de recordar en unas horas lo poco que en realidad nos une... Intentamos introducir a Helena en una dinámica sin sentido de recuerdos dispares, con mas intención que acierto. Me sentí querido, protegido, casi invulnerable en sus recuerdos. Realizamos varias acrobacias mentales para apartar a M de muchos de esos recuerdos, no lo conseguimos, pero yo no se lo dije, solo sonreía y me dejaba querer, como un niño grande y, solo a veces, sacaba un poco la rabia y muchas la libido y la ironía.

No llegué a dormir bien ninguna noche, pero eso es habitual, últimamente más. Ellos tampoco.
Con el watsap echando humo y la guitarra impracticable...¿o era mi voz?, subsistimos felices entre ensaladas, tabaco de liar seco y hamsters dormidos, además de esas anécdotas con las que mi anfitrión nos regalaba las sobremesas, a veces con un mazo de cartas en las mano que, no se porqué, siempre me recordaba la cantidad de días que llevaba sin masturbarme, !eso si q es magia! me decía yo.

Los días pasaron amables, como disculpándose, y cumplí mi rutina de ver a un famoso cada vez que voy a Madrid, por la calle, por casualidad, casi siempre un actor o alguien de la tele, aunque creo que me tropecé con los Lori Meyer, y en ése momento no me acordé del nombre del grupo... Paseamos solos por el centro, sin Helena. Como dos abueletes provincianos, visitamos Chueca y Malasaña y me hice fotos q pretendí divertidas. No lo son. Pero violamos la realidad en un Llaobao cuyo camarero era un guionista maricón de Cadiz, y nada almodovariano, por cierto. Granizado de sandía...¡Por dios!

Siempre pesé que Helena tenía más necesidad de hablar de la que demostraba, pero me hacia sentir muy cómodo habitando mi zona egoísta, casi descubriéndola de nuevo y hasta sorprendiéndose con mis viejos y manidos recursos de seductor caricaturesco. Lo siento mucho por mi falta de sinceridad, fruto de una educación católica, pero el Heavy Metal actual me ha parecido siempre una mierda... me gusta la música en proporción a lo dura que se me pone ya la polla, y esa es parte de mi triste realidad...

Las horas extras que al final disfrutamos, fueron como aquellas en las que se fraguó nuestra amistad, los dos junto al ordenador mientras una rubia buenorra pasaba de nosotros, asombrada y aburrida.

El regreso no fue excitante, fue excitado...veinticinco años de carne con ojos azules y ese aire desvalido que nos pone tanto a los machotes de pose...el dueño del coche suspiró aliviado cuando vio que al final no me abalanzaba sobe ella en el asiento trasero de su inmaculado BMW... ¡Pobrecillo de quien la disfrute! Irene se llamaba ella, todavía me gusta recordarla hablar... Suerte donde te encuentres y no dejes que nadie como yo, se enamore de ti...

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Lasaña de solomillo en la television Murciana.

Poned estos videos en favoritos y reiros un rato, al tiempo que cocinais un maravilloso plato de cocina "italiana" 






martes, 3 de septiembre de 2013

Quizá deba una explicación.

Quizá la deba o quizá no. El caso es que me apetece darla, sobre todo para aquellas personas que intentaban acercarse otra vez a mi desde este blog y que tube que apartar de nuevo.
Resulta que a la tontalpiiiiiii de quien yo me sé, le molestaba, entre otras cosas, que "perdiera el tiempo" escribiendo un blog que nadie lee y que no da dinero ni nada "provechoso". Además, como usaba fotos subidas de tono, pues eso también era algo que una persona "adulta y con responsabilidades" no haría en su sano juicio. Ademas estaba el tema del Feisbuc,¡¡¡ guau¡¡¡, cerca de cincuenta seguidores y sesenta y tantos amigos!!!!... inconcebible...!!! y encima subo una foto de mi hijo...
Luego aparece por ahí alguien que dice que me ha visto en Badoo buscando no se qué (nunca hice ese perfil, cogieron los datos de Feisbuk).
Bueno, bronca monumental, gritos y amenazas... y yo que quería seguir teniendo la posibilidad de  echar un polvete de vez en cuando, pues adios a feisbuc, adios al blog y adios a cualquier tipo de visibilidad en la red...
Huelga decir que no sirvió de nada... una mierda de polvo en año nuevo y tres años y medio después, a la puta calle con lo puesto...
Más lo siento yo.

domingo, 1 de septiembre de 2013

No me gusta tener perro.

No me gusta tener perro.

Tener perro conlleva un esfuerzo y una responsabilidad que yo nunca he estado dispuesto a asumir.

Es por esto que siempre me fijo en la gente que tiene perro, sobretodo en el momento del paseo.

Me gusta intentar adivinar los diversos aspectos que forman parte de esta relación.



Me resulta irónico que los amantes de los perros sean considerados también por definición, amantes de la naturaleza, sobre todo cuando las bolsas para recoger las heces son de plástico no biodegradables, ni reciclables una vez usadas, además de toda la parafernalia de correas, comederos y bebederos, habitualmente comprados en un chino y de materiales muy poco ecológicos.


     Cuando veo a una chica hermosa paseando con su perro, tampoco puedo dejar de imaginarme el espacio que ocupará en su casa. A oído uno tantas cosas y visto otras, que no pudo menos que asquearme un poco al pensar en una cama llena de pelos de perro, o un animal de esos olisqueandote el culo en mitad de un polvo, o simplemente darle un beso a unos labios, que antes hayan lameteado el can en cuestión.

Ahora, tambien te digo que si es para que me la chupen, tanto asco no me iba a dar...¡Y a la mierda con la ecología!!!

miércoles, 28 de agosto de 2013

Puedo inventar una noche.


Puedo inventar una noche, una que nunca sucediera. Una noche inventada en lugares de verdad, en sitios en los que estube de verdad, escuchando la música, bebiendo las copas y respirando el mismo ambiente.
Puedo inventar una noche en la que te conociera, con fotos en las que salgo contigo y gente con la que estuvimos. Fotos en las que la sonrisa y la noche son las protagonistas, en las que podria buscar coartada a mi imaginación.
Puedo inventar una noche en la que habláramos, bailaramos y nos rozaramos, en la que nos apasionaramos y disfrutáramos de la eterna juventud y del sexo. Una noche que en la que podría por lo menos, haberlo soñado.
Puedo inventar una noche que acabara y no fuese un deseo, con marcas que aún conservo y miradas que aun me atraviesan, una noche con besos extraños y precipitación, la misma que me dejó seca la boca y la espalda y el alma dolorida.
Puedo inventar una noche para recordar, una noche memorable y sincera, una noche cargada de sensaciones y alegrias, para poder contarla y escribirla, y reirme e ilusionarnos, una ilusion que guardo aun en el estomago.
Puedo inventar una noche que sucedió de verdad, pero que es inventada, como mi vida hasta ahora.

domingo, 25 de agosto de 2013

Apasionado en todo.

Por ahora he dejado de ser insensible, he aparcado a un lado la coraza inmaterial y soy completamente vulnerable. Vuelven a tener significado las canciones. Vuelvo a sentir, y debería ser revitalizante, fresco y emocionante, y en cierto modo lo es. El problema es que estoy desacostumbrado y no se bien que postura tomar. De hecho, estoy tan lejos de mi mismo que a veces me dominan y me sobrepasan los sentimientos.
Esta claro que voy con el freno de mano conectado y las ruedas echando humo y que, aveces, me paso de frenada.
Es significativo que ahora tampoco tenga ganas de aparecer por una casa que ya no es mía, a hacer frente a una realidad a la que no quiero pertenecer, a la que nunca he pertenecido y en la que me he visto obligado vivir, consecuencia de promesas que a la postre, se han vuelto en mi contra.
Es una infamia absoluta, yo lo siento así, pero lo peor es que las razones que que antes me hacían sostener la impostura, no eran mis razones, no eran mas que miedo, miedo a haber perdido mi tiempo y mi existencia, miedo a haberme perdido a mi mismo en los mejores años de mi vida. Miedo a que mi renuncia hubiese sido infructuosa, inútil y demasiado absoluta como para volver atrás.
Creo que podré reencontrar mi propia esencia otra vez, una esencia a la que renuncié por
amor, creyendo saber lo que perdía y creyendo en poder conseguirlo por ella y con su ayuda. Pero todo fue lo de siempre, tu nunca has sido diferente, boda, casa, niño, apariencias, ínfulas y al final, desprecio y abandono.
Yo no soy así, yo soy un ser despiadado, insensible y falto de escrúpulos que no se preocupa por nada ni por nadie, un ser sin sentimientos, desligado de toda realidad costumbrista, apasionado en todo y abnegado en nada, ni siquiera en mi mismo.

domingo, 18 de agosto de 2013

Hagamos del recurso un modo

Hagamos del recurso un modo. Y del modo un estilo y del estilo una moda y de la moda una identidad y de la identidad una filosofía y de la filosofía una forma de vida, y de una forma de vida una sociedad y de una sociedad un sentimiento y de un sentimiento una nación, y de una nación un nacionalismo y de un nacionalismo una guerra y de una guerra un negocio y de un negocio un recurso, y de un recurso...
Fijate que cosas se me ocurren escuchando a Pablo Alborán...

miércoles, 14 de agosto de 2013

Hecho público, que no púbico.

Ya es oficial y elevado a público con luz taquígrafo y dietas de abogado de por medio. Estoy divorciado.
Yo, como siempre, he tragado con todo, todo me lo he creído y todo lo he aceptado. Me siento herido y liberado a un tiempo. Herido evidentemente por la perdida y la parte de culpa, y liberado en cierto modo porque, aunque esté aun en una cárcel de necesidad y falta de recursos, afectividad y cariño... tengo una bonita puerta abierta para salir, si así lo estimo conveniente, cuando quiera.
 Mientras tanto, el bueno de mi sigue haciendo de niñero, chofer, mozo, cocinero, asistente y saco de arena, todo ello en pos de una buena convivencia y el bienestar de un hijo, que a la postre, se pasa el día enganchado a la consola o hablando de ella... La pregunta es ¿Y no es lo mismo que hacías antes? y la respuesta sigue siendo la misma, y el siguiente comentario es "Claro, pero antes estabais casados y eso..." y la respuesta sigue siendo la misma... al final uno siempre espera poder echar un polvo, cuando te estas conociendo por placer, de novios por costumbre, de casado por obligación y de separados por nostalgia o vicio o por ver que pasa..., este es el hecho Púbico.
Pero así estoy yo, harto del hecho público y esperando el hecho púbico, pero ¡hay de mi! si por placer daba como vergüenza, si por costumbre era aburrido, si ese tipo de obligaciones te agobian y viciosa, lo que se dice viciosa no has sido nunca demasiado... ya digo ¡hay de mi y de mi túnel carpiano! Y es que voy a ser desgraciado hasta para eso.
Y eso que el hecho púbico no se me dio nunca mal del todo...

lunes, 5 de agosto de 2013

Maldito Duende

He oido que la noche es toda mágia, y que un duende me invita a soñar...
Pues me cago yo en el duende.
   Como algunos ya sabeis el motivo de la reapertura de este blog, he de hacer una valoración positiva de lo que muchos me dicen que no debo hacer, esto es; Drogarme.
Si, me drogo, lo reconozco. Me drogo para pasar una noche sin sueños ni malos rollos. Y es que el problema son los sueños. Podría remitirme a entradas antiguas en este mismo blog, para explicar la importancia que que los sueños tienen en el proceder consciente de éste que suscribe, pero, sucintamente, mis sueños son tan vividos, que dificilmente los distingo de la realidad hasta que despierto. Esto conlleva, en estos tiempos de crisis personal, una serie de inconvenientes que solo puedo combatir con las drogas. Las drogas me permiten dormir alguna hora más y con cierta tranquilidad. Me aseguran una noche blanca, completamente inocua. Me proporcionan un despertar dulce y una lenta incorporación a la rutina diaria que puedo permitirme. Por supuesto he vuelto al café y la cola como combustible de mi consciente, ya sabeis, el viejo ciclo estimulante-somnifero que tanto ha dado que hablar. Pues bien, la falta de mordacidar e ironia no es mas que otro sintoma de esta particular reentrada diaria que me auto inflijo. Tanto que hemos criticado el modo de vida americano...


viernes, 2 de agosto de 2013

Venganzas Amargas

LA vida nos lleva siempre por senderos que esperabas no cojer nunca. Cosas que no has valorado durante años, resulta que, repentinamente son, si no importantes, si deliciosas y agradables. Hay pequeñas venganzas que el tiempo te va trayendo sin que las esperes, aunque las hayas deseado. Pequeños "te lo dije" que no pronuncias, pero que te traen una media sonrisa indisimulable a la boca, a la vez que un pequeño resquemor en el estomago. ¿Que de que hablo? Pues de todas esas veces que una persona deja a un lado su verdadero yo, sus creencias y opiniones en favor de un status quo, de un entente cordiale que te permita mentener un día a día y un mes a mes (ojo con lo del mes) en cierta armonia en algunas relaciones interpersonales y que al final descubres que son posturas, poses falsas y conductas encaminadas al control, si no al dominio de la segunda parte contratante. Yo no suelo decir "te lo dije", pero si siento mucho resquemor, y se me nota. ¿Te atreves a preguntarme lo que me pasa, a decirme que no me enfade...? He aguantado muchas mentiras para poder seguir adelante, la mayoría mías. Ahora que no me pidan que soporte bien una verdad que que no se atreven a contarme del todo, que no me pidan que me preocupe por esas cosas tan malas que pasan, por hacer lo que decides hacer y que,después de lo que ha y está pasando... amiga mía... eso es de vergüenza ajena. cuando las hacia yo, eran estupideces y no llevaban a ningún sitio. Empezar un camino nuevo es emocionante, sin duda... que te empeñes en hacerte la dura y la lista igual que siempre

miércoles, 29 de mayo de 2013

La puta madre!!!

Buenooooooo!!!!! Como está el tema. Lo mismo hasta retomo este blog y empiezo a cagarme en la puta madre que parió a todo Cristo en breve!!! La cosa está muy jodida, ahora ni como, ni dejo comer y encima engordo... no si la culpa la tengo yo, está claro, por creer que lo mas importante en la vida es el amor y no el interés... ¡Vamos que prefiero mil veces tener a mi lado personas interesantes, mas que gente a la que amar.