lunes, 22 de febrero de 2010

CIRCUNSTANCIAS

Es posible dividir aritméticamente el control que podemos tener sobre nuestra vida y las circunstancias: Lo que los demás esperan, lo que creemos querer, lo que queremos querer y lo que queremos, lo que nos obligan a hacer y lo que realmente podemos hacer, lo que nos sentimos obligados a hacer... y así tantas cosas más. Por eso tiendo a pensar que muy poco de la vida que tenemos realmente me pertenece.

Y son esas pequeñas cosas que no pasan al arbitrio de las circunstancias, que son solo mías, las que le dan equilibrio y realidad al día a día. Como dice Dani Deseus "la realidad no es realista".

Por eso alucino con esas personas que no tienen hoby, una afición, algo en lo que ocupen su tiempo personal con la única recompensa de la satisfacción personal.

Yo también ve Gran Marrano, pero es por que mi estudio lo tengo en una habitación que tengo que dejar a las once para que otra persona pueda descansar, y este blog lo escribo en el water, como ya he contado anteriormente, otro de mis templos de oración.

Y quizás sean esas personas las que más circustancien nuestra, madres abnegadas, novias e hijos absorbentes, maridos autoritarios u ocupados y demás sufridores que nos rodean.

Creo que el yo esta muy limitado por una sociedad (como culmen de circunstancias) que se jacta de ser personalista, y cada vez entiendo más el fenómeno ya antiguo del eremita. La oración y el recogimiento no es solo una búsqueda de Dios, también es una manera de encontrarnos con nosotros mismos y encontrar el equilibrio. Los viajes iniciáticos, cuarenta dias en el desierto, con la única ropa de la consciencia, es un ejercicio de desconcentración social. Por eso la soledad es tan aterradora.

Al fin y al cabo la vida es una división entre el yo y las circunstancias: a más sociedad, menos yo.




PD: El otro día me pregunto un amigo que cuando me muriera prefería ser enterrado o incinerado... pues le dije que ni lo uno ni lo otro, que me convirtieran en supositorios, para poder seguir dando por culo hasta después de muerto.


Y hay hobys que se disfrutan mas en compañia

miércoles, 17 de febrero de 2010

sábado, 13 de febrero de 2010

VOLVER A SER UN NIÑO

Reconozco que estoy un poco sorprendido. Sorprendido por que la vida no es lo que de niños imaginamos, es más, es casi igual que cuando era un niño.

Si miro hacia atrás, veo que soy la misma persona que con once años pillaran robando en el super del barrio pastillas de chocolate "porque todos lo hacen mamá", una y no más, eso sí, que las lecciones están para aprenderlas, y aun siento ese hormigueo de vergüenza cuando lo recuerdo, y se me pone una mueca rara que me sacudo meneando la cabeza.

Lógicamente ahora no hago las mismas cosas que cuando era un niño, no me refiero a eso, es la actitud hacia lo que hago y lo que siento por ello lo que no ha cambiado. Y además es que me siguen pasando las mismas cosas.

Es cuestión por tanto de personalidad. Con el tiempo adquirimos experiencias y conocimientos e incluso se desarrolla cierta actitud ante la vida y hacia los demás (la pose), nos podemos volver mas exigentes o disciplinado, pero poco más.

Hacia fuera mostramos la pose y por dentro seguimos necesitando ese abrazo reconfortante o una reprimenda de mamá.

A mí aún se me ponen lágrimas en los ojos viendo sufrir a personas con las que me pueda identificar ¿lo demás? lo demás ya lo pensaré mañana.


PD: Este post tan así solo es fruto de encontrarme sentado delante de un pivonazo, y me he puesto a escribir para hacerme el interesante y poder mirarla "distraidamente" un poco más. Es lo que le queda a este niño.

miércoles, 10 de febrero de 2010

TRABAJOS MANUALES

Esto funciona así:

Yo hago una canción pal grupo, al grupo no le gusta y y la restauro, le doy unos toquecitos y la dejo lista para mi blog. Ok, es rara pero se ajusta mas al Proyecto Felicidad que a JRB (el artista antes conocido como Jorobar) ¡Hala, a disfrutar!





PD: Lo que si es un hallazgo es la foto en la que he basado el video ¿Que no?

sábado, 6 de febrero de 2010

¿LOS MEJORES AÑOS DE NUESTRA VIDA?

Esta tochocarta la escuche hace tiempo, concretamente en un programa de radio presentado por Jose Antonio Abellán, hará ya mas de diez años. Ya entonces te hacia un pequeño nudo en el estomago. Hoy me la he encontrado en el feisbuc y por eso la trancribo aquí:

El objeto de esta misiva es la de reivindicar una generación. La de todos aquellos que nacimos en la decada de los 70 (un par de años arriba, años abajo), la de los que estamos currando de algo que nuestros padres ni podían soñar, la de los que vemos que el piso que compraron nuestros padres ahora vale 20 o 30 veces más, la de los que estaremos pagando nuestra vivienda hasta los ¡60 años!. Nosotros, no estuvimos en la Guerra Civil, ni en mayo del 68, ni corrimos delante de los grises, no votamos la Constitución y nuestra memoria histórica comienza con las olimpiadas del '92.


Por no vivir activamente la Transición se nos dice que no tenemos ideales y eso que sabemos de política más que nuestros padres y de lo que nunca sabrán nuestros hermanos pequeños y descendientes. Somos la última generación que hemos aprendido a jugar en la calle a las chapas, la peonza, las canicas, la comba, la goma, el rescate o el bote bote y, a la vez, somos la primera que hemos jugado a videojuegos. Hemos ido a parques de atracciones o visto dibujos animados en color. Los Reyes Magos no siempre nos traían lo que pedíamos, pero oíamos (y seguimos oyendo) que lo hemos tenido todo, a pesar de que los que vinieron después de nosotros sí lo tienen realmente y nadie se lo dice.

Se nos ha etiquetado de generación X y tuvimos que tragarnos 'bodrios' como: Reality Bites, Melrose place o Sensación de vivir, que te gustaron en su momento, pero... vuélvelas a ver, verás que chasco. Somos la generación de Compañeros, de Al salir de clase...Lloramos con la muerte de Chanquete, con la puta madre de Marco que no aparecía, con las putadas de la Señorita Rottenmayer. Somos una generación que hemos visto a Maradona hacer campaña contra la droga, que durante un tiempo tuvimos al baloncesto como el primero de los deportes (Gracias Chicho!).


Hemos vestido vaqueros de campana, de pitillo, de pata de elefante y con la costura torcida; nos pusimos bombers sin miedo a parecer skin heads. Nuestro primer chándal era azul marino con franjas blancas en la manga y nuestras primeras zapatillas de marca las tuvimos pasados los 10 años (Esas J'hayber!). Entramos al colegio cuando el 1 de noviembre era el día de Todos los Santos y no Halloween, cuando todavía se podía repetir curso. Fuimos los últimos en hacer BUP y COU, y los pioneros de la E.S.O. Hemos sido las cobayas en el programa educativo, somos los primeros en incorporarnos a trabajar a través de una ETT y a los que menos les cuesta tirarnos del trabajo... Siempre nos recuerdan acontecimientos de antes que naciéramos, como si no hubiéramos vivido nada histórico.

Nosotros hemos aprendido lo que era el terrorismo contando chistes de Irene Villa, vimos caer el muro de Berlín y a Boris Yelsin borracho tocarle el culo a una secretaria; los de nuestra generación fueron a la guerra (Bosnia, etc.) cosa que nuestros padres no hicieron; gritamos OTAN no! bases fuera!, sin saber muy bien qué significaba y nos enteramos de golpe un 11 de septiembre. Aprendimos a programar el video antes que nadie, jugamos con el Spectrum, odiamos a Bill Gates, vimos los primeros móviles y creímos que Internet sería un mundo libre. Somos la generación de Espinete, Don Pimpón y Chema 'el panadero farlopero'.Los q recordamos a Enrique del Pozo cantando con ganas abuelito dime tu...). Los mundos de Yupi y las pesetas rubias con la jeta de Franco en algunas de ellas. Nos emocionamos con Superman, ET, los Goonies o En busca del Arca Perdida. Los del bocata de chorizo y mortadela y también Phosquitos, los Tigretones eran lo mejor, aunque aquello que empezaba (algo llamado Bollycao) no estaba del todo mal.

Somos la generación del coche fantástico, Oliver y Benjí... La generación que se cansó de ver las mamá chicho. La generación a la que le entra la risa floja cada vez que tratan de vendernos que España es favorita para un mundial. La última generación que veía a su padre poner la baca del coche hasta el culo de maletas para ir de vacaciones. La última generación de las litronas y los porros, y qué coño, la última generación cuerda que ha habido.

La verdad es que no sé cómo hemos podido sobrevivir a nuestra infancia!!!! Mirando atrás es difícil creer que estemos vivos en la España de antes: Nosotros viajábamos en coches sin cinturones de seguridad traseros, sin sillitas especiales y sin air-bags, hacíamos viajes de más de 3h sin descanso con cinco personas apretujadas en el coche y no sufríamos el síndrome de la clase turista. No tuvimos puertas con protecciones, armarios o frascos de medicinas con tapa a prueba de niños. Andábamos en bicicleta sin casco, ni protectores para rodillas ni codos. Los columpios eran de metal y con esquinas en pico. Salíamos de casa por la mañana, jugábamos todo el día, y solo volvíamos cuando se encendían las luces. No había móviles. Nos rompíamos los huesos y los dientes y no había ninguna ley para castigar a los culpables. Nos abríamos la cabeza jugando a guerras de piedras y no pasaba nada, eran cosas de niños y se curaban con mercromina (roja) y unos puntos y al día siguiente todos contentos. Íbamos a clase cargados de libros y cuadernos, todo metido en una mochila que, rara vez, tenía refuerzo para los hombros y, mucho menos, ruedas!!! Comíamos dulces y bebíamos refrescos, pero no éramos obesos. Si acaso alguno era gordo y punto.

Estábamos siempre al aire libre, corriendo y jugando. Compartimos botellas de refrescos y nadie se contagio de nada. Sólo nos contagiábamos los piojos en el cole. Cosa que nuestras madres arreglaban lavándonos la cabeza con vinagre caliente (o los más afortunados con Orión). Y ligábamos con los niñ@s jugando a beso, verdad y atrevimiento o al conejo de la suerte, no en un Chat. Éramos responsables de nuestras acciones y arreábamos con las consecuencias. Sabias que se rifaba una ostia si vacilabas a un mayor. No había nadie para resolver eso. La idea de un padre protegiéndonos, si trasgredíamos alguna ley, era inadmisible, si acaso nos soltaba un guantazo o un zapatillazo y te callabas. Tuvimos libertad, fracaso, respeto, éxito y responsabilidad, y aprendimos a crecer con todo ello. Eres tú uno de ellos?? ¡Enhorabuena! Un saludo a todos! Cuidaros y que os vaya bien!!




PD: Y eso que no dice nada de los tebeos, CAndi Candi, las primeras telenovelas, el mundial del 82 y la eurocopa del 84, Sabrina y Samanta Foxx, la Chicholina, la transformación del termino maricón a gay, y que fuimos los ultimos en bailar una lenta en la discoteca.


Y además tuvimos que apañarnos con:

lunes, 1 de febrero de 2010

La mierda como abono de las ideas

Quizá parezca escatológico y soez, pero esta idea se me ocurrió el otro día precisamente en el water mientras cagaba, esta y el ochenta por ciento de las entradas de este blog, además de algunos arreglos para canciones y correcciones de poemas.

Y es que sentarse en el trono tiene su propio ritual; coger un libro o una revista, hay quien escucha la radio, los hay que lo hacen rápido como los conejos, y los hay como yo, que cojo papel y lápiz, y me río de aquellos surrealistas que escribían en la vigilia o endrogaos ¿En el water os quería ver yo y no vomitando vinazo!

Hay veces que es solo un cigarro y es cuando leo las etiquetas de la crema hidratante y del gel, y descubro que el portugués es un idioma raro raro y algo mas poético que el castellano ¿alguien no ha intentado alguna vez aprender portugués con la etiqueta del gel?

Algo debe tener que ver la relajación y contracción del esfínter anal a la salida del asunto con las conexiones neuronales, estoy convencido, porque a mi me funciona la mierda como abono de las ideas.




PD: Ahora entiendo por qué los gays son tan creativos ¿o sera que los creativos son muy gays?