domingo, 27 de septiembre de 2009

Procesos cognitivos

Todas las personas vas conociendo a lo largo del tiempo, van dejando una impronta en ti. yo creo haber aprendido algo con cada mujer que ha pasado por mi vida.

De Arantxa, aprendí que tomarte tu tiempo a veces es perderlo.
De Bea, que hay mujeres inolvidables.
De Paqui, que la amistad no es amor.
De Eva, que se ama para siempre al primer amor.
De Anica, aprendí a lavar antes de usar, y que unos buenos polvos no te hacen olvidar.
De Eny, que el deseo no es amor, pero que la sencillez y la sinceridad enamoran.
Todo lo que se de mí, lo aprendí con Caty, y que las metas y los sueños no son la misma cosa. También que mientras hay lengua hay hombre y tantas cosas que hacer sin meterla...
De Catia, que la mente juega malas pasadas al corazón y que ser un caballero casi nunca compensa.
De Ana, que el orgullo no es dignidad, y que se puede ser pija, hevi y puritana.
De Fatima, que las mujeres que solo buscan sexo también necesitan ser amadas.
DE Graciela, que un coño pequeño mola y que no me gusta que me muerdan.
De Fani, que aveces si se puede echar aquel polvo...
De Yolanda, que las flores hay que cuidarlas delicadamente, porque la belleza exterior aveces florece en el interior y cuando lo hace...
De Raquel y Alicia, que se puede hacer mucho daño sin querer, y que el que avisa también puede ser traidor.
De Estivaliz que me gusta follar con mujeres que saben hacerlo.
De la peliroja y la pintamuertos, que el segundo suele ser mejor y que el champán sabe bien escanciado desde el cuello y lamido en el coño.
De la desconocida periodista y la sueca, que puedo ser deseable.

Me dejo algunas en el tintero, otras quizás ni las recuerdo.

PD: Los nombres están falseados por motivos de intimidad, otros, simplemente no me acuerdo.Si alguna se da por aludida, en hora buena por haber pasado por mi bragueta.


Paso previo a una buena degustación de cava

3 comentarios:

  1. Los comentarios los entiendo viniendo del patrón del blog, pero las fotos, ¿de dónde cóño las sacas? Quiero decir, ¿de qué coño las sacas?

    Bueno, bueno, así que no estamos pensando en separarnos… ¡Pues menos mal!

    En fin, ya va siendo hora de hacer el esfuerzo de dar noticias, porque estoy sublimando tanto estos últimos meses (años, más bien) que ni me interesa el amor ni na! Estoy empezando a tener una idea peligrosa sobre el amor, pero como casi todos mis amigos están ya casados, ¡me la guardo para mí solito! Además, mis teorías son totalmente ficcionales porque se basan en el miedo al matrimonio. No me extraña: dado el carácter de las mujeres, ¿qué acto hay más valiente hoy día que el casarse? Ir voluntario a una guerra o algo así…

    Así que os hablaré de lo que puedo. Y es que hoy he vuelto a Alemania después de algunos años, demasiados ya. ¡Qué maravillosa sensación salir de la estación de C… y toparte enseguida con la sucia catedral rodeada de bares y quioscos de salchichas con mostaza! Lo primero que he hecho ha sido pedirme una bratwurst con una Paulaner. Pero lo que me preocupa es que lo he hecho intuitivamente. ¡Debe de ser para mí algo más íntimo que la magdalena de Proust!

    Estoy ahora encerrado en el hotel, pero en vez de preparar mi conferencia o llamar a una putilla, he pedido que me sirvan otra salchicha con cerveza. Me he puesto a ver la tele y veo que parece que gobernará otra vez el mismo partido. Dicen que hay un récord de gente que no ha votado. La banalidad y la indiferencia conquistan también este país. Mientras sigan haciendo estas salchichas y esta cerveza, me digo, que hagan lo que quieran.

    Bueno, no sé si tendré ocasión de escribir algún delirio más.
    Bis bald, meine freunde.

    ResponderEliminar
  2. Gran entrada, pero el trasfondo es bien oscuro. Me he perdido algo ¿cierto? Te llamo y me cuentas.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario del señor Garay merece su publicación y hecho está.
    jc te espero con las orejas abiertas, y el blog tembloroso

    ResponderEliminar