martes, 18 de agosto de 2009

Declaración de intenciones

Queridos amigos:

Aprovecho la ocasión que me brinda nuestro común JOROBAR para ofreceros lo que tanto tiempo llevo posponiendo, en parte por falta de tiempo y en parte por verdadera falsa modestia. Porque sí, amigos míos, algo de mí merece ser contado, qué demonios, y qué mejores destinatarios que vosotros, que estáis mejor preparados que nadie para entender mis caídas, esperemos que no muy dolorosas. Y con Rousseau diré aquello de que quien ose considerar que llevo mi vida de manera indecente que tire la primera piedra. Claro está que lo digo porque sé que más bien vais a pensar lo contrario: que llevo mi vida de manera demasiado decente siendo soltero.

Aprovechando, pues, la especial situación laboral en que me encuentro y, seguro de contar con vuestra discreción más allá de círculos, digamos, cascalianos, me comprometo, parapetado tras un nombre con el que no tendréis problema en asociarme, a hacer lo posible por compensar los desvaríos que otros publican en este blog con mesuradas líneas de buen criterio y mejor gusto, lo cual quizá no signifique gran cosa, quiero decir con lo de “me comprometo”, pues, como sabéis, mis altas responsabilidades en este territorio alejado de la mano de Dios donde gozo del estatuto, como me dijo un amigo mío, de semidios, conllevan un gasto de tiempo que a menudo supera mis pobres fuerzas.

Y empezaré por dar fe del buen hacer del Proyecto Kranen, pese a la dura autocrítica precedente del patrón del blog. Yo estuve en uno de sus últimos ensayos para este repertorio de versiones y la diferencia que aparentemente hubo con respecto al concierto posiblemente se deba al deseo inconsciente de mantener las ganas de superarse y de sentirse joven: de ahí que estos virtuosos del rock se tomaran el lujo de mostrarse nerviosos como principiantes, lo que no deja de tener su punto de ternura, pero, si no fuese porque no me gusta dar consejos, les diría que va siendo hora de que asuman plenamente sus responsabilidades artísticas y de que se olviden de los problemas del mundanal ruido y se metan de nuevo a fondo en la música, porque se nota que es lo suyo, tienen todos un nivel musical muy superior a su edad y pueden en poco tiempo sorprender a muchos. También les sugeriría que se dejasen seducir por la idea de poner a una fémina de voz peculiar al frente del grupo, pero esto solo lo digo yo, que conste.

¿Qué más contar? No mucho, pues me paso los días en F... preparando mis nuevas clases de la historia de nuestro pobre país, desde el balcón de mi chica. Llevo un programa que daría envidia al más feliz de los intelectuales: desayuno en la cama amorosamente preparado a las 10 por quien no me deja pisar la cocina, sesión de lectura en el balcón, almuerzo a las 13, café con chocolate, nueva sesión de trabajo hasta la pausa sexual, ducha, más lectura hasta la hora de cenar, cena con velas en el balcón, sesión de cine y a dormir. Es entre estas dos últimas partes del día cuando trato de escribir estas líneas. Menos mal que no tengo tiempo de contaros lo que más os interesa de mi programa...

Jaime Garay

2 comentarios:

  1. Bie hallado señor Garay, epero que su ejemplo cunda en este pequeño nudo de esta gran red.
    Pero por favor, DETALLES COÑO; DETALLES

    ResponderEliminar
  2. Como integrante y guitarrista del Proyecto Kraken y amigo de jorobar, me veo en la obligación de escribir unas líneas. Agradezco enormemente el comentario del amigo Jaime, ya que esto para nosotros es un hobby y siempre sube la autoestima y motiva leer unas palabras así, aunque humildemente considero que nos queda muuuuucho rodaje.
    Respecto al citado concierto-fiesta, se juntaron unos cuantos factores (nervios, ansiedad, emoción y ganas de fiesta) que impidieron que todo saliese como teóricamente estaba previsto (yo siempre he dicho que todavía no estábamos listos para actuar, pero era una situación especial).
    Lo positivo de todo esto es que hemos aprendido que antes de actuar no hay que tomar "estimulantes" y sabemos que versiones funcionan y cuales no, así como nuestros temas.
    También nos sirve para ser mas críticos con nosotros mismos y exigirnos un poco mas, ya que, modestia aparte, creo que tenemos nivel para calentarnos la cabeza un poco mas y hacer algo distinto a las radio formulas.
    Buenos gracias a todos los que nos dais un voto de confianza(o por lo menos os interesáis en escucharnos), y como no a jorobar, sin el que esto estaría cojo y sin grabar,jejeje.

    Saludos,
    Germán (Germanín para los amigos)

    ResponderEliminar