lunes, 17 de agosto de 2009

CRONICÓN PROYECTO KRAKEN




No sé bien por qué, saber que algo va a pasar, no hace, necesariamente, que pueda impedirlo. Sea por mi carácter que me impide erigirme en un líder dictatorial o dominante, o sea como dice Maxi, por que en el fondo lo deseaba.
El caso es que era un día propicio, la prueba de sonido, primera en más de diez años, y con el equipo de voces aterrizando desde más de dos metros de altura (y aún así sobrevivió), salió perfecta, tocamos unos temas y sonaron de fábula. Al final una cervecita y a casa a ducharnos, no sin antes hacer un comentario premonitorio -esta noche sobrios que es el primero- o algo así.
Pero la ansiedad nos pudo un poco, y la Maria de Los Rosales nos jugó una muy mala pasada.

Comenzamos acelerados pero sin fallos, la primera canción fue como un tiro, un cañonazo que dejó impresionados a todos... y a partir de ahí la debacle:
Victor se quedo en blanco en varias canciones, A Melu se le olvidaron algunos arreglos, Germanín iba loco tratando de tapar los fallos y sin ver las partituras, y yo... yo no desperté hasta la penúltima canción, una versión de Guns and roses. Tenia que haberlo parado, cortar respirar y comenzar otra vez, quizá un cubata y una charla para quitar la ansiedad de las manos y del pecho, sabía que tenía que hacerlo pero, como he dicho antes, quizá no tengo ese carácter. Con la boca seca de la María, acelerado por las cervezas y mareado por el esfuerzo canté la versión de Burnig casi improvisando, y ahí se acabó todo, el concierto, la performance y el pelotazo.

Me queda la certeza de que a partir de aquí algo va a cambiar, tocar está bien, emborracharse un poco, etc pero no tenemos veinte años, ni los ensayos suficientes para no tomarnos las cosas un poco más relajadas y algo más seriamente, montar, tocar y recojer, luego vendrá la fiesta.

Yo lo sabía.

PD: Germanín estará con la pata en alto, porque se hizo un esgince recogiendo los trastos.¡larga vida al rocanrol!

No hay comentarios:

Publicar un comentario