martes, 28 de julio de 2009

Sobre dios

No es que yo no crea en dios, es que yo soy dios, o al menos, eso creí durante un tiempo.
No se trataba de que dios estuviese en mi ni lo del alma ni lo de los 21 gamos ni ostias de esas, no, es que dios era yo.
Y no es que estuviera más chalao que Bush hijo (de puta pa mas señas), es que no hace tanto tiempo me ocurrían cosas cuya única explicación era esa, aún me pasan.
Mesplico: imagina me de fiesta, con unas copas y buen ambiente, casi siempre surgía alguna historia con cualquier tía, que si charla que si buen rollo etc, esa historia acababa siempre donde yo quería, esto es, si caía pues caía, que no, no pasaba nada, me iba a dormir y continuaba el jolgorio soñando. El tema es que siempre he tenido unos sueños muy vívidos, muy reales, tanto que en esta época empezaba el sueño justo donde había dejado lo otro, algo alucinante, hasta el punto de recordar cosas que se que solo he soñado, polvos, batallitas, conciertos, peleas, mas polvos, Hasta he llegado a vengarme en sueños de tal forma que se me han pasado los encabronamientos, y viceversa.
Lo contrario también funcionaba, he encontrado cosas en sueños que luego estaban ahí en la realidad, incluso he llegado a darle las gracias a alguna por una noche de excelsa torridez y caerme un sopapo.
Esa realidad paralela en la que culmino mis sueños me hacia pensar que era un dios. Es así.


PD: Odio a la gente que cuando te habla no para de preguntarte "¿entiendes?" o "¿sabes?" es cargante y además lo hacen por que no saben ni hablar ni contar nada de manera interesante, por eso tienen que mantener la atención del otro así, ¿Entiendes?

2 comentarios:

  1. ...entonces podemos seguir adorándote!


    ---


    Buen arranque de blog. Cierto, no será mi libro de cabecera pero no dejo de leerlo cada día desde que imprimiste la primera página. Así empezó Kahlo (dadanoias.net) y ya ha publicado un libro.

    ResponderEliminar