jueves, 23 de julio de 2009

¿La diferencia Esta en la jodienda?

Hoy comentaba mi amigo Pedro Merino en el feis, algo así

Pedro Merino En las zonas duras del planeta, la gente no está de mala hostia todo el día. Al revés, lo pasan mal, pero los ratitos en que no lo pasan mal están alegres. Bailan, cantan. ¿Cómo es esto posible? En Occidente lo tenemos casi todo, o eso nos hacen creer, y estamos de mala leche todo el tiempo. Estamos deseando siempre otra cosa. Allí no tienen nada, no desean nada y están más contentos que Dios.

No termino de estar de acuerdo aunque en parte tiene razón.
Lo que no nos dice el national geografic ese es cuanto follan, ni la calidad de los polvos que hechan, vamos, la diferencia principal está, creo yo, en la jodienda.
No, no me llameis simplista, esto no es una cuestión de cuanto o como, sino de cultura.
Aquí en occidente el sexo sigue pesando en la conciencia colectiva como una losa por el sentimiento de culpa, pederastia, sida, violacion, prostitución...
Semanticamente hablando ya se distingue un cierto tono peyorativo o "pecaminoso" en las palabras que se usan, y de ahí palante.

No creo que por aquellos parajes entiendan los chistes verdes, o quizá si, es solo una opinión.

El caso es que yo estoy tambien de muy mala hostia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario